El mediapunta alemán Thomas Müller dice, en una entrevista que publica este lunes la revista ‘Kicker’ que su motivación y la de sus compañeros del Bayern Munich no son los títulos sino darlo todo en cada partido para mostrar que están entre los mejores.

“Cada jugador tiene que mostrar, ante sí mismo y a los otros, que puede jugar a ese nivel. Esa es la motivación: lograr la sensación de que se está entre los mejores y que se está por encima de todos los que han participado en una u otra competición”, comentó Müller. “No se trata de ganar esta ensaladera o aquella copa. Esos pedazos de metal dan igual porque uno no ha acabado de ganarlos y el tema es ya quién los ganará en la siguiente temporada”, agregó.

Müller, con 27 títulos, es el jugador que más trofeos ha levantado en la historia del fútbol alemán. Entre sus títulos están un campeonato del mundo y dos Ligas de Campeones. El teutón hizo también un repaso de cómo ha cambiado su papel en el Bayern desde que dio el salto a la formación titular en 2009 con el respaldo de Louis van Gaal que lo hizo inamovible desde el principio.

“Al comienzo solo era un jugador joven y Mark van Bommel era el líder. Después vino la era de (Bastian) Schweinsteiger y (Philipp) Lahm. Podía limitarme a cumplir en su posición”, explicó. En esa época Müller, según dice, no tenía que preocuparse si para “el equipo era mejor que Schweinsteiger se desplazara dos metros a la derecha”. Poco a poco la responsabilidad fue aumentando hasta la situación actual, bajo Hansi Flick, en la que Müller es prácticamente el representante del entrenador en el campo.

El mediapunta, un jugador con autoridad en el vestuario

El apodo de ‘Radio Müller’ ya lo había recibido antes -tiene fama de hablar todo el tiempo y nunca ha esquivado un micrófono- pero en las últimas dos temporadas su uso se ha hecho más frecuente.

La situación provocada por la pandemia, con partidos sin público, hace que la voz de Müller dando instrucciones permanentemente se escuche por televisión en los partidos del Bayern.

“Mi papel es claro y parte de él es mostrar que, pese a todo el talento que hay en nuestra plantilla, el éxito solo se alcanza a través de la entrega. Sin duda uno de mis puntos fuertes es que puedo motivar a mis compañeros”, aseguró.

Müller declaró que si él no corriera los kilómetros que corre en el campo su autoridad se vería minada. “Si la gente viera que Radio Müller es el organizador pero tiene un radio de acción de dos metros y recorriera pocos kilómetros por partidos perdería toda mi credibilidad”, señaló.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO