En su estreno oficial con la camiseta del Groningen, Arjen Robben tuvo que abandonar el terreno de juego en el primer tiempo porque acusó un problema muscular.

Corrían los 29 minutos de juego del partido entre el Groningen y el PSV, de pronto Robben bajó un balón aéreo con el pecho, dio un pase en profundidad y automáticamente se dirigió a la banda para pedir su cambio.

Relacionado:  James Rodríguez con un pie en el Manchester United

De inmediato, el técnico Danny Buijs lo reemplazó por Tomás Suslov, mientras que Robben se quitó la camiseta y mostraba un rostro repleto de bronca más allá de los aplausos que bajaban desde las tribunas.

Todo apunta que se trataría de un desgarro muscular por lo que estaría alejado de las canchas unos 20 días aproximadamente.

Relacionado:  (VIDEO) CON SELLO HOLANDÉS: Robben se mandó un golazo y le dio la victoria al Bayern

Groningen cayó 1-3 ante PSV en el inicio de la Liga Eredivisie.