Ronaldinho Gaúcho y Roberto de Assís han llegado a un acuerdo con la Fiscalía de Paraguay para poder abandonar el país sudamericano en el que encuentran detenidos desde el pasado 7 de marzo por intentar entrar con documentación falsa.

Después de pasar un mes en la cárcel, el exfutbolista del Barcelona y su hermano fueron puestos bajo arresto domiciliario en el Hotel Palmaroga de Asunción tras pagar 1.5 millones de dólares.

Relacionado:  (VIDEO) DE LA EMOCIÓN: Zidane rompió sus pantalones

La defensa de los hermanos De Assís y la fiscalía de Paraguaya llevan semanas trabajando en un acuerdo para que los hermanos puedan salir de Paraguay y regresar a Brasil, algo que podría demorarse como mucho dos semanas.

Sólo queda que Gustavo Amarilla, juez encargado de conducir el caso, ratifique el acuerdo entre los abogados de los acusados y la Fiscalía paraguaya.

En un acta de conclusiones de 10 páginas a la que tuvo acceso ESPN, los cinco fiscales encargados de estudiar el caso rubrican una serie de exigencias que se deberán cumplir para que ninguno de los acusados tengan problemas graves con la justicia.

Relacionado:  Ronaldinho y una petición en pleno arresto domiciliario

Ronaldinho y Roberto de Assís abandonarán Paraguay con una serie de requisitos importantes a cumplir. Deberán fija residencia fija en Brasil, posiblemente Río de Janeiro, y tendrán que presentarse ante el juez trimestralmente durante los dos próximos años.