Esta noche el Barcelona SC dio a conocer que tres jugadores más fueron habilitados para que puedan actuar con normalidad en la Liga Pro 2020. Se trata del arquero Wilson Ramírez, el delantero Freddy Mina y del mediocampista Michael Arroyo.

La mayor expectativa está en Arroyo, quien vuelve a ser tomado en cuenta tras un largo período de inactividad tras un doping positivo y este año llegó a un acuerdo con la dirigencia actual de BSC para evitar un litigio legal que podía complicar al club.

Relacionado:  MANO A MANO CON DE FELIPPE: Las razones reales de su salida y su paso por Emelec