El exfutbolista brasileño Ronaldo de Assis Moreira (Ronaldinho Gaúcho) y su hermano Roberto fueron detenidos y remitidos al cuartel de la Agrupación Especializada de la Policía en Asunción, divulgó la televisión. En la mañana de este sábado fueron llamados a juicio por lo que se presentaron esposados, una imagen que ya ha dado la vuelta al mundo.

"La detención se produjo por orden de un fiscal que no tiene participación en el expediente", dijo a periodistas el abogado del exfutbolista, Adolfo Marín. El arresto "es raro, no sabemos nada", agregó.

Ronaldinho había abandonado el Palacio de Justicia a las 20H15(23H15 GMT) y apareció a las 22H00 ingresando en vehículo cerrado al cuartel de la Agrupación de la Policía.

Relacionado:  La reacción de CR7 al enterarse que estará en el Mundial

Un juez rechazó este viernes la desvinculación de Ronaldinho Gáucho y su hermano Roberto de la causa abierta por su ingreso en Paraguay con pasaportes falsos y elevó la decisión a la Fiscalía General del Estado, si bien ambos pueden salir del país si lo desean, según la decisión mencionada; no obstante, la situación tuvo un giro inesperado.

Luego de la decisión que tomó el juez respecto a Ronaldinho, él y su hermano se trasladaron al hotel Sheraton de Asunción, donde fueron recibidos por la policía nacional y nuevamente quedaron a disposición de la justicia, por lo que seguirán siendo investigados en ese país.

Relacionado:  (VIDEO) El descontrol de Simeone después de la expulsión de Torres

El juez Mirko Valinotti recurrió al trámite de oposición para denegar la "salida procesal abreviada" con la que les benefició el jueves el fiscal de la causa, Federico Delfino, con base en que ambos aportaron "datos relevantes" a la investigación.

Delfino solicitó el pago por parte de los dos hermanos de una cantidad que sería destinada a obras sociales.

Valinotti explicó a los medios, tras la audiencia de imposición de medidas a Ronaldo y Roberto Assis Moreira, que la Fiscal General del Estado, Sandra Quiñónez, deberá ahora rectificar o ratificar la salida procesal que planteó el representante fiscal, y en el plazo de diez días.

El juez explicó su decisión por "disparidad de criterios" con ese procedimiento.