El Progreso de Uruguay llegó la noche de ayer a la ciudad de Guayaquil para enfrentar esta semana al Barcelona SC en la vuelta de la primera fase de la Copa Libertadores.

Los amarillos superaron a los charrúas por dos goles a cero en condición de visitante pero ellos no se dan por vencidos y esperan complicar a Barcelona.

Relacionado:  La final única en Copa Libertadores ya tendría una fecha estimada

Federico Platero fue uno de los jugadores que habló con los medios: “Venimos con todas las ganas de dar vuelta el resultado”.

Consideró que BSC no fue tan superior en el desarrollo del encuentro en Uruguay: “Las situaciones de gol fueron más para nuestro lado, Barcelona fue más contundente”.