Las polémicas expulsiones de Gary Medel y Lionel Messi por un forcejeo entre ambos en el triunfo de Argentina ante Chile dejaron mucha tela para cortar, especialmente de los protagonistas, que cargaron contra el árbitro.

El primero en criticar al paraguayo Mario Díaz de Vivar fue Messi, pero por si quedaban dudas de que la roja fue algo exagerado, también salió Medel a cuestionar la sanción: "Pensé que ni nos iba a amonestar. Quizá con una amarilla para ambos se solucionaba".

Relacionado:  "Hay méritos de Ecuador, pero jugamos un partido tan malo"

"Se podría haber manejado mucho mejor el árbitro, se apuró. Somos jugadores con carácter, calientes", siguió el jugador de Besiktas, quien pidió a la Conmebol que "revisen la expulsión, verán que solo fueron un par de pechazos y nada importante", con la esperanza de que no le caiga una sanción importante y no se pierda partidos de Eliminatorias.

El Pitbull también habló de otra de las grandes polémicas de la Copa América: "Creo que Argentina fue bastante perjudicado con Brasil, fue injusto, a nosotros nos pasó lo mismo cuando nos mandaron a un hotel a dos horas del estadio con Colombia".

Relacionado:  Un portero chileno busca la fama atacando a Messi

Su compañero Arturo Vidal también apoyó a la Albiceleste: "Argentina fue claramente perjudicado contra Brasil. Todo el mundo vio los dos penales que no les cobraron". Por lo visto, las cosas entre la Conmebol y algunas selecciones sudamericanas no está del todo bien.