Sergio Ramos ha llamado repetidamente “cagón” al colegiado andaluz Munuera Montero por no concederle, con 0-1 en el marcador, un penalti en el minuto 35 del primer tiempo del partido contra la Real Sociedad en el Bernabéu.

El capitán merengue ha reclamado la pena máxima tras sufrir un empujón dentro del área por parte de Illarramendi cuando se disponía a rematar a gol.

Relacionado:  Lewandowski al vestuario: “Quiero irme al Real Madrid”

Ramos, al darse cuenta de que el árbitro mandaba seguir el juego, ha perdido los nervios y le ha insultado, según ha informado el programa ‘Tiempo de Juego’, de la Cadena COPE.