COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Ayer, Mohammed Salah estuvo en una noche inolvidable al participar en cuatro de los cinco anotaciones (dos golazos y dos asistencias) del Liverpool ante la Roma por la semifinal de ida de la Champions.

La pregunta que se hacía todo el mundo era hacia su ex equipo que fue el que pagó ayer los platos rotos de la exhibición del egipcio. El director deportivo de la Roma, el español Monchi lo explicó a una radio de su país.

El dirigente se refirió a la urgencia de vender para evitar sanciones de UEFA: “A Salah lo vendí yo, pero tiene una explicación. Teníamos un control de UEFA muy exigente y teníamos que vender sí o sí”.

“Cuando llegué yo había una oferta de 30 millones y hemos llegado prácticamente a los 50 con bonus. Era todo lo que podíamos hacer”, finalizó Monchi.