COMPARTIR:

Fuente: AS

Muchos han sido los jugadores que parecía que iban a convertirse en estrellas tras deslumbrar en la liga brasileña pero no tuvieron suerte en el viejo continente.

Keirrison

El delantero maravillaba en la liga brasileña y el Barcelona no dudó en desembolsar los 14 millones de euros que costó su traspaso. Después de varias cesiones – Benfica, Fiorentina, Santos, Cruzeiro y Coritiba- se desvinculó del club culé sin jugar ni un minuto oficial.

Henrique

El central brasileño sobresalía en Brasil y el Barcelona de Guardiola quería defensa para años. Los catalanes pagaron 8 millones de euros pero tuvo que buscar minutos en otros equipos –en el Bayer Leverkusen, Racing de Santander y Palmeiras-.

Alan Kardec

El Benfica pagó 2,5 millones en 2010 después de destacar en las filas de Vasco de Gama e Internacional de Porto Alegre. Tras jugar cedido en Santos y Palmeiras y jugar 43 partidos en Portugal, el Sao Paulo pagó 4,50 millones para llevarle de vuelta a Brasil tras no triunfar en Europa.

Gabriel Barbosa

Una de los jugadores más esperados. Tras ganarse el apodo de ‘Gabigol’ en el Santos, dio el salto a Europa cuando el Inter de Milán pagó alrededor de 30 millones de euros por él. Su temporada como neroazzurro se resume en 184 minutos divididos en 10 partidos.

Vinicius Araujo

El Valencia desembolsó 3,5 millones de euros por el joven talento del Cruzeiro, que encadenó varias cesiones– Standard de Lieja, Cruzeiro, Sport Recife y Huesca-, dejando su paso en el Valencia, al que aún pertenece, en poco más de 180 minutos.

Dória

El defensa decidió dar el salto a Europa en 2014, cuando firmó por el Olympique de Marsella, que pagó 5 millones de euros a Botafogo. En el conjunto francés apenas disputó 28 partidos, para ser cedido posteriormente a Sao Paulo y Granada.

Douglas

El fichaje del lateral derecho es considerado como uno de los peores en la historia del Barcelona, que pagó 4 millones al Sao Paulo por él para que jugara 3 partidos en toda la temporada y se acabara marchando cedido al Sporting de Gijón.

Anderson

El mediocentro fue traspasado por 32 millones de euros en 2007 del Oporto al Manchester United. Allí estuvo siete años en los que no demostró el nivel que le llevó a jugar con los ‘red devils’ y acabó jugando cedido en la Fiorentina antes de desvincularse de los ingleses.

Lucas Silva

El mediocentro fue una de las sorpresas del mercado invernal de la temporada 2014-2015. El Real Madrid desembolsó 13 millones de euros por el jefe del centro del campo del Cruzeiro pero dejó mucho que desear. Tras una cesión poco provechosa en el Marsella, regresó a Cruzeiro aunque sigue perteneciendo al club blanco.

Lucas Piazón

Uno de los casos más peculiares. El Chelsea le firmó en 2012 a cambio 7,5 millones. Después de jugar en tres partidos, se le ha buscado equipo cada año –Málaga, Vitesse, Eintracht de Frankfurt, Reading y Fulham- pero sigue siendo jugador del conjunto blue aunque muy lejos de la versión que le dio a conocer.

Kenedy

El Chelsea se hizo con una de las mayores promesas de Brasil, pagando 8 millones de euros a Fluminense. Después de no hacerse hueco en el equipo, fue cedido al Watford pero tampoco tuvo demasiados minutos en su regreso a Stamford Bridge.