COMPARTIR:

Fuente: MD

Joseph Blatter, el presidente sancionado de la FIFA, ha acudido esta mañana a prestar declaración ante el Comité de Apelación de la FIFA. El dirigente suizo sigue al presidente de la UEFA, Michel Platini, también castigado, que lo hizo este lunes. El presidente llegó, junto a sus abogados, a la sede de la FIFA a las siete y medio de la mañana. Lo hizo acompañado de Jacques Lambert, presidente de la Comisión organizadora de la Euroa 2016 y que colaboró con Platini en la Copa del mundo de 1998. El dirigente francés acudió como testigo, al igual que hizo con el presidente de la UEFA.

Lambert es básico en la tesis de Platini y Blatter de confirmar que el pago que le hizo el presidente de la FIFA al de la UEFA fue en relación a un trabajo efectuado por el francés. La acusación del Comité de Ética que pende sobre ambos habla de “abuso de posición” del “conflicto de intereses” y “mala gestión”, sin embargo descartan la acusación de “corrupción”.

No deja de ser curioso que Platini y Blatter hayan declarado a pocos días de la celebración de las elecciones a la presidencia d ela FIFA en que se debe conocer el nombre del sucesor del segundo, cargo al que era favorito el primero hasta que se destapó este asunto del pago de 1,8 millones de euros, sin un contrato por escrito.

Platini también puso como testigo a su vicepresidente Villar que aseguró conocer esa relación ‘laboral’ entre Blatter y Michel. El presidente de la RFEF precisó que en el seno de la UEFA existían documentos en la época de Gerd Aigner como seceretario general que lo corroboraban.

En todo caso, Platini ha quedado fuera d ela carrera a la presidencia de la FIFA y ahora lucha por mantener y limpiar su honor y poder volver a ostentar la presidencia de la UEFA. No hay duda de que han jugado con los tiempos de las diversas instancias judiciales de la FIFA para dejarle ‘KO’ y sin poder acudir a las urnas el próximo 26 de febrero en Zurich. Platini era el claro favorito a relevar a Blatter.