Lamine Yamal ha entrado hoy en la historia de la Eurocopa al convertirse, a sus 16 años y 361 días, en el jugador más joven en marcar un gol desde la primera edición del torneo en 1960.

“Muy feliz por el paso a la final. Queda lo más importante, llevarnos el título”, aseguró el delantero del Barcelona nada más acabar la semifinal de la Eurocopa ante Francia en declaraciones a Televisión Española.

Lamine inició el camino de la remontada de la selección española con su gol, un golazo desde fuera del área. «Era un momento difícil tras encajar un tanto tan pronto, no lo pensé, cogí el balón, intenté meterlo por donde ha ido. Estoy muy feliz», afirmó Lamine.

«No pienso mucho, intento disfrutar, ayudar al equipo y si sale así, mucho mejor, estoy contento por la victoria», aseguró Lamine, que el próximo sábado cumplirá 18 años. «Tenía el objetivo de llegar a la final en mi cumpleaños», reveló. Su mejor regalo, sin duda, sería conquistar la Eurocopa.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO