El mundo del fútbol sigue sorprendido por lo que acaba de suceder en el compromiso entre Bélgica y Marruecos.

Se trata del misterio de Yassine Bounou, quien estaba preparado para salir a atajar en el partido de su selección (Marruecos) frente al combinado europeo.

El golero incluso estuvo en los himnos y en el saludo protocolar pero no en el partido, ya que fue reemplazado por Munir Mohamedi antes de la foto del equipo.

Reportes indican que se ha sentido indispuesto momentos antes de comenzarr el partido y le ha pedido al entrenador que le sustituya, él  llegaba al partido con un golpe en la cadera y lo que le dieron para atenuar el dolor lo descompuso.

Comunicación Social - Editor en Studio Fútbol - CM de @studiofutbolweb en Instagram