Tras comenzar a entrenar con Bélgica de cara al Mundial y la visita del rey de su país, Eden Hazard (31 años) eligió a MARCA para su primera entrevista como futbolista del Real Madrid en un medio español. Lo hizo en Tubize, queriendo explicarse y acercarse al madridismo: en castellano, sin límite de tiempo y sin preguntas vetadas, una combinación poco habitual hoy en día. Sincero y carismático, en la charla habló sin tapujos de las lesiones, del futuro o de Qatar 2022.

P. Esta es su primera entrevista a un medio español como madridista. ¿No le gustan las entrevista o es por los medios españoles?

R. No, me gustan. Pero es muy difícil hablar cuando no juegas. Prefiero jugar y luego hablar. Lo siento porque me gusta la gente como vosotros, pero de momento no puedo hablar mucho…

P. ¿Cómo definiría su estado en una palabra?

R. Humilde. Muy humilde. Es mi manera de vivir, la educación que me dieron mis padres.

P. ¿Le sigue haciendo feliz el fútbol?

R. Cuando no juego es difícil, pero si juego, claro. El fútbol es mi vida y sólo quiero jugar.

P. ¿Cómo va ahora a Valdebebas por las mañanas? Hace tres años y medio no lo imaginaría así.

R. No. Me gusta porque hay muchos buenos jugadores y muy buenas personas. Es duro porque no juego mucho, pero hay buenas personas y eso es lo que quiero, entrenar y jugar con ellos. Si puedo ayudar, mejor, pero de momento no puedo. Intentaré darlo todo.

P. ¿Este Mundial es su último tren para decir que sigue siendo aquel Hazard?

R. Sí, claro. Tengo que demostrar a todos que puedo jugar al fútbol. La gente tiene dudas de lo que puedo hacer, pero yo no.

P. ¿Qué pensaría usted de Hazard si no fuera Hazard?

R. Que es un buen chico, pero que en tres años no ha tenido suerte. Y que es un buen jugador que sólo tiene que jugar más al fútbol.

P. ¿Entiende que la gente dude de usted e incluso que haya bajado el cariño?

R. ¡Claro! Es normal. Soy un jugador que no ha jugado muchos partidos en tres años. Lo puedo entender. Tengo que demostrar cuando juego, sean cinco minutos, diez o 15. Quiero jugar y cuando lo haga tengo que hacerlo bien.

P. Pese a pasar de ser una estrella a su situación actual, en Valdebebas dicen que no pierde la sonrisa ni genera problemas.

R. Tengo la suerte de jugar al fútbol en el mejor equipo del mundo. Y ya está.

P. Sigue valorándolo así.

R. Claro, claro. No sólo porque juego en el Real Madrid, sino porque juego al fútbol y es lo que quiero hacer en la vida.

P. ¿Nota ese ‘agradecimiento’ de los compañeros, incluido Vinicius, su principal competencia?

R. Para mí es normal. Vinicius es un amigo y esto es fútbol: siempre hay un jugador más joven que viene para competir contigo. O lo acepto… o me voy, pero no soy así.

P. Ha liderado durante temporadas la estadística de futbolista con más faltas sufridas de la Premier. ¿Le ha aconsejado?

R. Es normal, es el mejor jugador del equipo. Tiene que pensar que esa es la vida del mejor futbolista del mundo, pensar sólo en jugar, no hablar con la gente. Tiene que poner el foco en el balón y en el gol.

P. Otro joven que habla muy bien de usted es Rodrygo, que le tenía de fondo de pantalla. ¿Le tendría usted ahora?

R. No creo [Risas]. Yo tengo en mi móvil de él. Es broma. Rodry es un jugador muy top también, de clase mundial.

P. Dijo después de su primera temporada que se le juzgaría por la segunda, pero tampoco le salió bien. ¿Qué nota se pondría desde su fichaje?

R. Pufff. 0 en la manera de jugar porque no juego, pero 10 por cómo vivo este momento con el equipo. No juego pero ser jugador del Real Madrid era mi sueño de pequeño y después de este año tengo una temporada más de contrato. Quiero jugar en este club, con esta camiseta.

P. ¿Ha habido en estos años alguna opción real de que se fuera?

R. [Sin que termine la pregunta] No, no.

P. ¿Le ha llamado el Chelsea alguna vez, quizá cuando aún estaba Marina Granovskaia?

R. No.

P. ¿Y por qué cree que han salido esas noticias: por los medios, por el club…?

R. No tengo ni idea.

P. ¿Qué posibilidades hay de que se vaya en enero o en junio?

R. En enero es imposible, porque tengo familia y me gusta la ciudad. Pero en verano es posible que me vaya. Tengo un año más de contrato y es decisión del club. Si el club me dice “Eden, gracias por los cuatro años, pero te tienes que ir”, lo tengo que aceptar porque es normal. Pero a mí me gustaría jugar más, demostrar más que puedo jugar, que soy un buen jugador.

P. Eso dijo en Cibeles, que daría todo por triunfar en el Real Madrid. ¿Qué está faltando?

R. Minutos, seguro. También hay jugadores que de momento son mejores que yo.

P. ¿En qué se ha equivocado? Por ejemplo, se le señaló por llegar pasado de peso a la primera pretemporada.

R. Pero eso siempre ha pasado. Todas las temporadas son iguales conmigo: durante la temporada tengo que trabajar y jugar al fútbol, pero, cuando tengo tres semanas para descansar, yo descanso, y no voy a cambiar. Esta historia fue hace cuatro años, aunque fue la realidad, pero luego hice dos meses increíbles antes de la lesión. Después no he tenido suerte por el confinamiento y por muchas cosas, como muchas lesiones en el segundo año… Pero durante diez años en el Chelsea jugué 500 partidos sin lesiones ni nada, y luego en dos años todas estas lesiones… Es algo que no puedo explicar. ¿Por qué? Puf.

P. Dicen que se ha ido cuidando más. Antes no hacía gimnasio y desde un tiempo sí, ¿no?

R. Sí. Claro, claro. He cambiado muchas cosas.

P. ¿La alimentación también?

R. La alimentación también.

P. Si ahora mira atrás, ¿en qué considera que ha fallado?

R. No creo que haya fallado. He jugado muchos partidos en diez años, siete en la Premier con muchas patadas. Hay momentos en la vida en los que tienes un poco menos de suerte con algún partido, una lesión… y tienes que entender tu manera de vivir. Puedes cambiar cosas en la vida, pero creo que muchas fueron por mala suerte, un poco por el coronavirus, un poco por el confinamiento…

P. Dice que ha tenido mala suerte con las lesiones. ¿Por qué tardó tanto en operarse otra vez?

R. La primera fue después de jugar contra el PSG y la segunda, casi en tres meses; hubo dos fracturas.

P. Me refiero a la última.

R. Esta ha sido diferente porque fue por una infección de la placa. Yo quería operarme antes, al final de la segunda temporada porque esa temporada tuve muchas lesiones y yo pensaba que había algo en mi cuerpo que no era bueno. Yo quería quitar la placa, pero…

P. ¿Pero qué?

R. El club me dijo “No, es imposible, tienes que estar tranquilo. Hablamos con los doctores, no es un problema de la placa”.

P. ¿Creían que era algo psicológico?

R. Sí. Creo que sí. Pero el tercer año pasó lo mismo: lesión, lesión… No digo que sea culpa del club, del doctor o de la operación; quiero decir que fueron muchas cosas.

P. ¿Cuál fue el momento más duro?

R. En la Eurocopa, con Bélgica. Porque hice antes como un mes de pretemporada increíble y en octavos, contra Portugal, lesión.

P. ¿Ha llegado a llorar?

R. No [risas]. No, no, no, no.

P. ¿Y ha necesitado ayuda psicológica?

R. No, no, no. Tengo la suerte de que tengo una familia para que me ayude en este tipo de cosas. Hay cosas mucho más duras en la vida. Juego al fútbol, no tengo suerte de momento, pero vale, es la vida.

P. ¿Notaba más confianza de Zidane que de Ancelotti? ¿Sigue en contacto con Zizou?

R. No estoy hablando con Zidane, pero al final de la segunda temporada con él me dijo “Pase lo que pase, tienes que mirar adelante y disfrutar en este club”. Son personas casi iguales, dos entrenadores diferentes pero como personas iguales. Tengo un gran respeto para ambos.

P. ¿Cómo ve a Bélgica para el Mundial?

R. Es un buen equipo, con buenos jugadores. Tenemos más experiencia que en el Mundial de Rusia, pero yo estoy sin jugar, Lukaku ha tenido lesiones… Tenemos dudas, aunque no dentro. Creo que hay equipos mejores que nosotros.

P. ¿Cuáles?

R. Brasil, seguro. Francia, Argentina…

P. ¿Y España?

R. Son buenos. Hay muchos jugadores que saben jugar al fútbol y es un país que sabes que siempre tiene calidad, con un buen entrenador. Tengo amigos también en el equipo, así que tengo que decir esto [Risas]. Son buenos, claro.

P. Una difícil… ¿La 15 o el Mundial?

R. La 15 como La 14, no, porque en La 14 no jugué mucho. La 15 jugando como Benzema el año pasado, La 15, claro. Pero el Mundial también es… Si digo el Mundial, la gente en Madrid va a decir “Bah…”; y si digo La 15 la gente en Bélgica va a decir que si estoy loco o qué. Entonces… [Risas] ‘joker’, los dos.

P. Por cierto, ¿Cuánto costó, lo que dijo el Real Madrid o lo que publicó ‘HLN’?

R. Prrr… No sé. Pero de verdad, ¿eh? No lo sé.

P. Al madridista que sabe que pagaron por usted mucho dinero y ahora dice que está acabado y que no puede ser el del Chelsea, ¿qué mensaje le mandaría?

R. Lo siento, amigo. Lo intento, pero… Lo siento. Tengo un año más y tengo que demostrar, pero no es fácil: no juego, quiero jugar más… Realmente lo siento, siento lo que ha pasado.

TOMADO DE MARCA