Agustín Canobbio, futbolista uruguayo de 24 años del Atlético Paranaense, puede lograr la Copa Libertadores en el Estadio Monumental del Barcelona SC si triunfa ante el Flamengo este sábado.

Pero existe una historia entre el delantero y el club amarillo ya que en el 2015 su padre Osvaldo fue asistente técnico de Rubén Israel (+). En una visita, Agustín se quedó entrenando con el club y llegó a ser pasabolas en un partido entre Barcelona e Independiente del Valle.

“Es una historia linda y extraña… A inicios del 2015 vine a visitar a mi padre (Osvaldo), quien en ese momento era ayudante técnico de Rubén Israel en el Barcelona. Yo entrené en el club durante dos meses e incluso llegué a ser alcanzapelotas. Y ahora, después de siete años, me toca jugar en este estadio la final de la Libertadores. Es una historia linda que, si se puede coronar con el título, será aún mejor” contó Canobbio a las redes oficiales del Paranaense.

VIDEO: