Antonio Valencia, histórico del fútbol ecuatoriano, conversó con DiverGente y se refirió a su nueva faceta de enternador de su propio equipo.

“Estoy contento y agradecido con Dios por compartir mis conocimientos a los chicos. Ellos me han  dado vida. Había un bajón cuando dejé al fútbol, pero hoy estoy feliz. Llegamos desde temprano y nos vamos tarde, porque metemos mucha seriedad a este proyecto”, expresó.

Luego, agregó: Estudio para ser entrenador. Acá no se puede decir ‘me las sé todas’. Hay que seguirse preparando. Es muy importante. Cuando dejé el fútbol y vi a los chicos puse en práctica todo lo que sé, pero hay muchas cosas más”.

De qué estrellas ya tiene, respondió: “Tenemos a un chico, Angulito, que ya lo llamaron a la Sub 17. Ahora tenemos a Mina, un delantero de 16 años. Hay algunos chicos con los que estamos trabajando. En clubes les decían que no tenían condiciones, pero llegaron acá y trabajan duro. Hasta tenemos un psicólogo que trabaja con ellos”.

De sus aspiraciones, contó: “No tenemos apuro, estamos trabajando. El sueño es llegar a Segunda Categoría. Vamos a entrar a la segunda fase, esperamos ir a la Liguilla. El sueño es hacer un Complejo. Eso ha sido lo difícil, a veces vamos a una cancha y luego nos la piden. Entonces es complicado. Poco a poco esperamos que se cumpla”.

Nota de: Víctor Loor Bonilla

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol desde 2018 - Panelista del programa Futboleros en WQ Radio desde 2022