Luis Campos, director deportivo, intervino primero; y esta semana ha sido Christophe Galtier, el entrenador del PSG, el que ha puesto su granito de arena para resolver el primer gran lío en el vestuario del club: el ‘penaltigate’, o, lo que es lo mismo, quién tira los penaltis en el equipo.

La polémica surgió tras la goleada al Montpellier (5-2) del fin de semana pasado, en la que Mbappé tiró un primer penalti fallado, y Neymar, a la hora de ejecutar un segundo, lo tiró y anotó… pese a que Mbappé fue a reclamarle el balón para lanzarlo él… de nuevo.

Pero Galtier, y el club en general, no quiere que el tema se enquiste. “Mejor resolverlo ahora que a mitad de temporada”, dicen desde el club parisino. Por eso, Galtier tuvo un cara a cara con los dos en el que dejó claras las cosas: Kylian tirará la primera opción en cada partido: y Neymar tiraría la segunda… si es que la hay dentro del mismo choque.

La solución no sorprende, pues el club parece preponderar al francés sobre cualquier otra estrella, pero sí chirría algo técnicamente puesto que Neymar es también uno de los mejores del mundo en la especialidad.

Lo que no ha gustado dentro del club es la actitud que está tomando Mbappé, algo sobrado en gestos en ese partido ante el Montpellier. Hasta Luis Campos se sorprendió por lo que pasó ese día.

¿Y Messi? ¿Dónde queda en el ‘penaltigate’? Por ahora, no será uno de los dos primeros lanzadores (sería el tercero), pero el argentino no entra ni quiere entrar en esta lucha de egos. A estas alturas de su carrera, dicen en el club, “Leo no se va a pelear por un penalti más o menos”.

FUENTE: MARCA.