Ryan Giggs se presentó en el día de hoy a la primera audiencia por la denuncia de su expareja por violencia de género: lo acusan de “violencia tanto física como psicológica” contra ella y su hermana.

La expareja de Giggs, una de las máximas leyendas del Manchester United y pieza clave en el histórico equipo de Sir Alex Ferguson, le denunció en el 2020 luego que el exjugador fuese detenido después de una discusión violenta con ella, en la que intervino la policía luego de un llamado reportando los disturbios.

El fiscal Peter Wright declaró que el comportamiento “del acusado se convirtió cada vez más opresivo” y que la relación de era “tóxica y nociva”. Además, afirmó que responsable de “una multitud de actos de violencia tanto física como psicológica, contra una mujer a la que dice amar”. Según Wright, Giggs habría no solamente habria atacado violentamente a su expareja sino también a su hermana, quien sufrió heridas en su codos y en los labios.

El galés (que al momento de la denuncia era el entrenador de la selección de Gales, que se terminaría clasificando al Mundial Qatar 2022) en una audiencia preliminar en abril del 2021 negó toda acusación contra su persona y se declaró no culpable.

Hillary Manley, la jueza del caso, resaltó que el juicio (que iniciara en dos días) durará por lo menos dos semanas e instó al jurado no buscar ni utilizar internet y que “dejen de lado” cualquier información que hayan leído del caso en cualquier formato de medio de comunicación.

FUENTE: TYC