Pocos días después de que el FC Barcelona anunciara a la Roma como rival del trofeo Joan Gamper el club romano se echó atrás y argumentó “razones de calendario” para no participar el próximo 6 de agosto en el torneo que organiza el club azulgrana y, que en esta ocasión, iba a enfrentar a los equipos masculinos y femeninos.

Sin embargo, este miércoles el diario italiano ‘Corriere dello Sport’ aporta más datos a la ‘espantada’ del club capitalino. Según el rotativo, la Roma renunció a jugar el Trofeo Joan Gamper por presiones del presidente del PSG, Nasser Al Khelaïfi, que también es presidente de la ECA. La misma información explica que el máximo mandatario del PSG pidió a la Roma no participar en el torneo del FC Barcelona argumentando que el club azulgrana es uno de los clubes ‘rebeldes’ que forma parte de la Superliga.

Boicot de Relevent Sports

El Barça ya ha sufrido, al igual que el Real Madrid y la Juventus, el boicot de Relevent Sports Group, que desde hace unos años organiza la International Champions Cup en Estados Unidos. Los tres clubs que siguen en una cruzada judicial contra la UEFA disputarán varios amistosos este verano en terreno ‘yankee’ pero esta vez han debido moverse de motu propio para alquilar los estadios con otros promotores en el marco del denominado Soccer Champions Tour.

Conexiones con la UEFA

Cabe recordar que Relevent Sports está asociado también con LaLiga, a su vez enfrentada al proyecto de la Superliga europea. Además, Relevent se impuso en el concurso organizado por la UEFA y consiguió los derechos de explotación de la Champions League en Estados Unidos de 2024 a 2027 pagando 220 millones de euro, el doble de lo que desembolsan CBS Univisión por el trienio 2021-2024. Nasser Al-Khelaïfi es además miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA desde febrero de 2019 y cada vez tiene más peso en el fútbol europeo.

TOMADA DE MUNDO DEPORTIVO

Comunicación - Editor y redactor de Studio Fútbol