El Inter de Milán está a punto de cerrar el regreso de Romelu Lukaku. El club ‘neroazzurro’ negocia con el Chelsea la cesión del delantero belga, aunque todo apunta que no será el único refuerzo en ataque que realice el cuadro interista.

El equipo milanés está trabajando también en la llegada de Paulo Dyabala, quien queda libre tras finalizar su contrato con la Juventus.

De todo ello ha hablado Giuseppe Marotta, CEO del Inter. “Estamos tratando de firmar a Lukaku y Dybala. Depende de la situación financiera», recalca el dirigente, que aseguró que Bremer (central del Torino) también es un objetivo este verano y confirmó dos fichajes aún no anunciados.

«Bremer  es un jugador que queremos, sin duda. Puedo confirmar que hemos firmado a André Onana Henrikh Mkhitaryan a coste cero. Ambos ya están fichados”, apuntó Marotta.

Onana llega tras su sanción por dopaje y después de desvincularse del Ajax, mientras que Mkhitaryan ha preferido no renovar con la Roma y dar el salto al Inter.

Sin decir nombres, Marotta también comentó que el Inter se desprenderá de alguno de sus centrales. En este sentido las miradas apuntas a Milan Skriniar, pretendido por el PSG.

«Ciertamente es más fácil reemplazar a un central que a un delantero… probablemente nos veremos obligados a vender a alguien en esa posición», indicó en Radio Rai.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO

Comunicación - Editor y redactor de Studio Fútbol