El Inter de Miami cuajó una decepcionante última participación en la liga MLS. La franquicia de Beckham terminó en el undécimo puesto de catorce en la conferencia este. Un muy pobre rendimiento que sus jugadores franquicia no pudieron mejorar. Ni Matuidi ni Higuaín pudieron darle al equipo ese salto de calidad que se espera en los denominados designated players, los futbolistas que puede seleccionar cada equipo para otorgarles un sueldo por encima del límite salarial. Las estrellas que tienen que marcar la diferencia, para entenderse mejor.

Ahora, Matuidi ha terminade contrato y el Inter de Miami no ha asegurado su renovación. Podría dejar el equipo y libre una de las plazas de jugador franquicia. The Sun explica que, si bien no sería para ahora el mercado de enero, el movimiento, la marcha de Matuidi, obedecería a la intención de Beckham de hacerle sitio a otra superestrella. Una de las que está marcada en rojo por la franquicia estadounidense es la de Luis Suárez. El uruguayo ha recibido varias llamadas en las últimas semanas. Termina contrato en el Atlético y en breve decidirá su futuro.

El Inter de Miami está interesado. También hay propuestas de otras latitudes del planeta. En Asia, la situación de Suárez ha generado interés. Cuando Beckham accedió a ser socio mayoritario del Inter de Miami lo hizo con la intención de convertirlo en una referencia en la MLS y utlizar su nombre para atraer a grandes jugadores con un gran recorrido en Europa. Suárez le encaja. Matuidi, de 34 años, está en la rampa de salida y en Miami se considera que la del francés fue una inversión errónea por parte de la propiedad de la franquicia.

TOMADO DE DIARIO AS

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol - Panelista de Futboleros por Radio I99