A meses para decidir su futuro, Mbappé tiene que enfrentarse a energúmenos que no entienden que sopese la idea de cambiar de equipo. Ayer por la noche, horas después de reaccionar en Twitter a los insultos que recibió una niña con una enfermedad rara que le pidió que se quedara en el PSG, sufrió una amenaza de muerte. El francés tiene un mural dedicado en Bondy, la ciudad en la que nació, donde apareció una pintada con el siguiente mensaje: “Mbappé, estás muerto”.

Un mensaje de muy mal gusto que fue acompañado de otros, en este caso en referencia a Sylvine Thomassin, que se presenta a las elecciones para ser alcaldesa de esa localidad a finales de este mes de enero. Una persona que ha tenido que sufrir acoso político por parte de algunos rivales que consideran que los actos públicos que ha llevado a cabo recientemente con Mbappé tienen que ver con un “movimiento de instrumentalización” para aferrarse al poder.

La candidata ha reaccionado a esas pintadas con contundencia: “Estos métodos, además de cobardes y mediocres, son un nuevo ataque a nuestra democracia y demuestran el clima nauseabundo que mantienen mis adversarios desde hace meses. Este mural era un magnífico símbolo, una llamada a creer en los propios sueños y a luchar siempre por alcanzarlos. Hoy también ha sido dañado este mensaje de esperanza”, ha escrito en sus redes sociales.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol - Panelista de Futboleros por Radio I99