Gonzalo Higuaín es uno de los jugadores más resistidos del fútbol argentino. El delantero del Inter de Miami hizo un repaso de su carrera y se animó a recordar momentos difíciles de su vida profesional.

El argentino se refirió en ESPN sobre la llegada de la tecnología al fútbol. “El fútbol lo amo, lo amé y lo amaré siempre, pero últimamente no me está gustando menos verlo porque hoy la tecnología, los espacios reducidos y el jugar a dos toques, quitó la gambeta, el tener 1 contra 1 y se está perdiendo todo ese talento”.

Uno de los momentos más complicados de su vida lo vivió con la enfermedad de su madre. “Cuando me enteré que mi mamá estaba enferma, me lo cuenta ella, y le dije que dejaba el fútbol para estar con ella, y me dijo que, si dejaba el fútbol, se iba a morir antes”.

Higuaín contó el consejo que le dio un consejo que le dio su padre. “El fútbol es una selva y cada uno tiene que cuidarse. Mi cabeza está proyectada acá en Miami y no hay ninguna posibilidad de volver a meterme en esa burbuja de la presión, de no poder salir a la calle. Estoy tranquilo conmigo mismo y estoy dando todo para que mi familia esté feliz”.

El ariete jugó las dos finales de la Copa América que los albiceleste cayeron ante Chile y se refirió acerca del campeonato argentino en el torneo continental 2021. “Tarde o temprano Argentina iba a salir campeón, es un trabajo de muchos años, se les pudo dar el título que a nosotros no se nos pudo dar. Llegué a tres finales de cuatro competiciones oficiales que jugué con la selección”.

Con la jugó 75 partidos, marcó 31 goles y llegó a tres finales (dos de Copa América y una de un Mundial, culminó la entrevista con una contundente frase. “No me arrepiento de nada. Todo lo que hice fue del corazón, pensando en mí. El retiro se está aproximando y tengo en la cabeza otros proyectos”.