Rogério Caboclo fue el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) que contactó en febrero de este año con Xavi Hernández para incorporarle al staff técnico de la selección. Sucedió en Doha (Qatar) durante el último Mundial de clubs. El dirigente, ahora suspendido de su cargo por una denuncia de acoso sexual, ha matizado en Globo el contenido de aquella reunión. Reconoce el ofrecimiento de entrar en el cuerpo técnico de Tite, pero niega la promesa de que sería su sustituto más adelante. Salió así al paso del revuelo causado en Brasil por las palabras de Xavi  durante su presentación como entrenador del Barça. “Sí que es cierto que hablé con Brasil. La idea era ayudar a Tite y coger al equipo después del Mundial. Pero mi ilusión era venir al Barça”, explicó el egarense. Se ha criticado a la CBF por pensar en un entrenador no brasileño.

“Si Xavi aceptaba la invitación, sería el entrenador asistente de Tite y tendría la función de analizar a nuestros competidores internacionales europeos y a sus jugadores destacados en Europa. Tite Juninho sabían de la negociación y estaban de acuerdo. Pero no hubo promesa de relevar a Tite tras el Mundial de Qatar, sólo el aviso de la posibilidad”, explicó Caboclo.

La cita con Xavi tuvo lugar en el Mundial de clubs de Qatar de 2020 (jugado en febrero de 2021) a través del italiano Marco Dalpozzo, director de RR.HH., y el español Lorenzo Peralez, director comercial, ambos contratados por Caboclo para la CBF.

Criticado en Brasil por hacer una oferta a un técnico extranjero como XaviCaboclo se defendió: “Xavi ha hecho una campaña exitosa en Qatar, tiene un palmarés de fidelidad intransigente y una carrera super ganadora. Podría emerger como un nuevo técnico sin vicios. Si nos critican tanto por no jugar como los europeos, sería una buena idea tener a uno de ellos entre nosotros. Tenemos grandes técnicos brasileños, aunque no tengo ningún prejuicio contra los extranjeros. Creo en los técnicos talentosos, el trabajo a largo plazo. Y también exijo amor a la selección nacional”. Y dejó claro que a Xavi sí se acercó, pero no al portugués Jorge Jesús y al argentino Jorge Sampaoli, como también se publicó.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO