La historia de Kingsley Coman en el Bayern Múnich podría llegar a su fin el próximo verano. El extremo francés, de 25 años, finaliza contrato con el conjunto bávaro en junio de 2023, y con las negociaciones para renovar más que enquistadas, dejarle salir antes de que llegue al último año del vínculo se antoja una opción más que factible.

Según medios alemanes, en el Bayern Múnich quieren evitar a toda costa que suceda lo mismo que con David Alaba, futbolista que llegó al término de su contrato y se marchó libre al Real Madrid. Coman es un jugador joven y con mercado, y es por ello que en las oficinas del Allianz Arena quieren sacar tajada aunque para ello tengan que renunciar a tener a Coman la próxima temporada.

Curiosamente, se da la circunstancia de que Coman ya abandonó en su día un gran equipo con la carta de libertad bajo el brazo. Fue en 2014, cuando se marchó del PSG, en el que se había formado, para llegar a la Juventus, equipo en el que estuvo un año antes de fichar por el Bayern.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol desde 2018 - Panelista del programa Futboleros en WQ Radio desde 2022