El entrenador de la selección ecuatoriana de fútbol, Gustavo Alfaro habló en rueda de prensa previo al viaje de Ecuador para su último partido de la triple fecha de septiembre ante Uruguay de visitante.

Y dejó en claro la importancia de la parte física en esta triple fecha: «Hay que sopesar realidades o situaciones, no solo porque se juega jueves, domingo, jueves; porque cada jugador viene distinto en su estado de forma, algunos juegan más en sus clubes y otro menos, los viajes largos».

Luego agregó: «Sumado a eso situaciones puntuales que pueden llegar a suceder en el mismo partido. Hubo jugadores que por suspensión no pudieron estar ante Paraguay».

«Otros casos, como el caso de Byron Castillo que fue uno de los mejores ante Paraguay, pero en la prueba de recuperación nos dio una alerta amarilla y podía lesionarse, con una lesión muscular, y el tiempo prudencial para jugar eran 30 minutos», amplió.