Sergio Ramos ya fue intervenido quirúrgicamente de los problemas que viene arrastrando en la rodilla izquierda, tal y como ha adelantado la Cadena Cope. La intervención no fue muy invasiva y viene a corregir el dolor y las molestias que el capitán del Madrid está sufriendo en las últimas semanas y que le llevó al límite en la semifinal de la Supercopa que jugó infiltrado.

El plazo de baja se estima en alrededor de seis semanas, razón por la que Sergio ha decidido ser operado, tratando de asegurarse su presencia en el tramo final de la temporada, aunque está descartado que pueda estar contra el Atalanta para la vuelta de los octavos de final de la Champions en el Di Stéfano (16 de marzo), cinco semanas para esa cita.

Sin dudas es una baja sensible para el madridismo y también justo en una época donde se duda mucho del futuro de Ramos con el club blanco a pocos meses del final de su contrato y con el PSG tocando la puerta del central español.

FUENTE: MARCA.