La nueva ola de contagios por coronavirus que acecha a Europa impactó de lleno en Inglaterra y ni la Premier League se salvó. Tal es así que, más allá de los rigurosos protocolos, se suspendieron dos encuentros en la última jornada: el de Tottenham contra Fulham y el de Everton ante Manchester City, que sigue sumando infectados y preocupa a Pep Guardiola, quien se expresó al respecto.

“Son cinco jugadores positivos”, expresó el entrenador español. Y amplió, sin entrar en demasiados detalles: “Los primeros dos casos que ya se sabían (Gabriel Jesus y Kyle Walker) y dos miembros del staff. Ahora se sumaron otros tres futbolistas”.

Además, el DT de los Citizens, que el domingo tendrán una dura visita frente a Chelsea, expresó: “La Premier League no nos permite nombrar los nuevos casos, pero mañana lo sabrán porque no van a viajar con el equipo. Tenemos que respetar la privacidad de los jugadores. Pero mañana verán a tres jugadores importantes que no estarán. No tengo permitido decirlo”.

Entre el malestar y los contratiempos que le achican aún más el calendario, Guardiola también se refirió a la suspensión del duelo anterior: “Teníamos suficientes jugadores para jugar contra el Everton, queríamos jugar, pero el día anterior salieron los nuevos casos y teníamos el virus en el club. Hablé con Carlo Ancelotti para contarle y decirle que queríamos jugar, pero podríamos haber infectado al Everton”.

Por último, el ex-Barcelona se mostró muy preocupado y afligido por la pandemia que afecta a todo el planisferio y que en abril del 2020 le arrebató a su madre: “Hay muchos casos en todo el mundo. Estamos encantados de jugar, pero al mismo tiempo no podemos ignorar la realidad de que el virus está no solo aquí, alrededor de todo el mundo”.