El partido de este martes frente a Ecuador, en Quito, será especial para James Rodríguez, pues la última vez que Colombia ganó allí lo hizo gracias, en gran parte, a su aporte en las eliminatorias a Brasil 2014 (se impuso 2-0 y el otro tanto fue de Juan Guillermo Cuadrado). Quizá ese sea el escenario perfecto para que el jugador de Everton rompa la sequía que tiene con la selección en partidos oficiales.

De hecho, James no marca desde el 11 de octubre de 2017 en el empate 1-1 con Perú, el día que Radamel Falcao García empezó a hablar con los jugadores incas para decirles que con la igualdad ambos tenían tiquete a Rusia y dejaban fuera a Chile, que no se atacaran más.

Relacionado:  "Quinteros dio una explicación que fue aceptada por el Directorio"

Pasó el Mundial 2018, la Copa América 2019 y, salvo un tanto en un amistoso ese año (en el 4-2 a favor sobre Estados Unidos), James, el goleador de Brasil 2014, no ha vuelto a celebrar con la selección.

A lo largo de toda su carrera con la tricolor, el cucuteño suma 25 goles, teniendo en cuenta su paso también por el equipo sub-20 (jugó el Mundial de 2011). Pero el cero se hace cada vez más largo y romperlo en Quito, donde ya sabe qué es marcar, podría ser no solo un renacer para él, sino para una selección que necesita de un bálsamo para recuperar lo perdido en casa.

Relacionado:  (VIDEO) “¿Qué te pasa, Pelado?”, le gritó Messi a un ayudante de Bolivia

Fuente: Directv Sports