El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha recibido una solicitud de la UEFA para ajustar nuevamente la norma sobre las manos y de esta forma brindar más flexibilidad a los árbitros para que los jugadores no sean castigados por manos que podrían ser en algunos casos injustas.

Según The Associated Press, en una carta a Infantino por parte del presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, se solicita que en las reuniones de noviembre de los legisladores del juego consideren permitir que los árbitros determinen nuevamente si un jugador tocó el balón con la mano intencionadamente o no.

«El intento de definir estrictamente los casos en los que el manejo del balón es una infracción ha resultado en muchas decisiones injustas que se han enfrentado con una creciente frustración e incomodidad por parte de la comunidad del fútbol», escribió Ceferin.

La UEFA no tiene el poder de cambiar el reglamento del fútbol a pesar de que organiza la competición de clubes más grande del mundo, la Liga de Campeones, y tiene las ligas nacionales más populares del continente. «El espíritu del juego debe preservarse en todo momento», dijo Ceferin. «Creo que volver a la redacción anterior, quizás revisada e integrada por una disposición que no permite marcar goles con la mano o brazo, es una opción a tener en cuenta».

Todo ese revuelo en torno a las manos llevaba tiempo dando vueltas en el aíre, pero explotó por un hecho ocurrido en el encuentro entre el Chelsea y Rennes de la Champions League. Un disparo del delantero del equipo inglés Tammy Abraham, golpeó la pierna del defensor del Rennes Dalbert y rebotó en su brazo extendido. El resultado fue que Dalbert recibió una segunda tarjeta amarilla y un penalti que Timo Werner convirtió para la segunda del Chelsea en una victoria por 3-0. «Ocurre con bastante frecuencia que el balón golpea accidentalmente las manos o los brazos de los jugadores», escribió Ceferin sobre este suceso.

Lo que a Ceferin le resulta particularmente problemático son los árbitros que evalúan las posiciones de las partes del cuerpo.»Los brazos son parte de los cuerpos que participan dinámicamente en los esfuerzos atléticos y su movimiento es necesario para preservar el equilibrio del cuerpo, hacer que el esfuerzo sea exitoso y evitar lesiones», comentaba Ceferin. «Existe mucha evidencia de que los defensores hoy en día se ven obligados a asumir posiciones ‘antinaturales’ simplemente para evitar el riesgo de ver su mano o brazo golpeado accidentalmente por la pelota y conceder una falta o un penalti».

Por todo esto, Aleksander Ceferin espera que se pueda cambiar el reglamento sobre las manos en el fútbol en la reunión anual de la IFAB a principios del próximo año.

TOMADO DE DIARIO MARCA.