El defensor alemán Jerome Boateng, quien se consagró campeón del mundo con la Selección Alemana en 2014, pasó de héroe futbolístico a villano tras ser denunciado por su expareja por violencia de género.

El 10 de diciembre el futbolista, que viene de obtener la Champions League con el Bayern Munich, deberá presentarse ante un tribunal para declarar. Lo mismo hará la denunciante, quien además mostrará pruebas de lesiones físicas que le habrían causado los malos tratos de Boateng.

Relacionado:  (VIDEO) OTRA RAYA AL TIGRE: De Jong y una entrada brutal

Si bien la denuncia fue efectuada en febrero de 2019, recién en septiembre de este año la causa avanzó a la siguiente instancia. Hasta el momento, el jugador se defendió de las acusaciones y declaró que "se trataba de un asunto privado que se basaba esencialmente en afirmaciones no probadas de terceros".

Relacionado:  Una periodista golpeó a un fanático de Chivas que la acosó en vivo

No obstante, la Justicia asegura que hay un video que comprueba los dichos de su expareja. En caso de que se confirme la acusación, el futbolista debería afrontar cinco años de prisión, aunque algunos medios alemanes consideran la posibilidad de que pague una multa y pueda continuar en libertad.