Rafael Da Silva no tuvo pelos en la lengua a la hora de hablar de Louis Van Gaal, contra el que cargó con dureza tras haber coincidido en el Manchester United.

El holandés llegó como sustituto de David Moyes y rápidamente dejó de contar con el lateral brasileño. “Hablo mal de algunas personas, como Van Gaal. No me gusta Van Gaal”, explicó a Athleltic, matizando que “cuando me dijeron que iba a ser el entrenador me llamaron muchos amigos. No me lo podía creer, ya que me dijeron que no le gustaban los brasileños. Me dijeron: ‘lo primero que hará es sacarte’”.

Y así sucedió, relata el jugador del Olympique de Lyon. “En realidad fue lo segundo porque el primer día no me habló. En el segundo día me dijo que me podía ir. Ni siquiera había entrenado y ya me dijo eso. No me lo podía creer”.

Relacionado:  Messi 'salvó' a una persona de perder USD 350 mil

Rafael no se rindió así como así. “Intenté luchar por mi sitio. Estuve un año con él. Fue tan, tan difícil. Es una de las peores personas con las que he trabajado”, expresó el brasileño como Van Gaal.

No fue el único que estuvo a disgusto, sino otros de sus compañeros también con sus métodos. “Estableció una rutina de mierda. Todos los días, después del desayuno, comida o cena, hablaba durante 15 minutos sobre el entrenamiento, sobre lo que pasó, sobre la vida. ¿Sabes cuando dejas de escuchar lo que dice alguien porque habla mucho? Quería demostrar que sabía. ¡Era todos los días! ¡Todo el tiempo!. Tienes que esperar a que todos terminen su comida para irse, lo que está bien, pero se puso a hablar 15 minutos, con el debido respeto, sobre mierda”.

Relacionado:  (VIDEO) EL SALUDO entre dos grandes de esta era

La rajada continuo ya en el ámbito personal de Van Gaal. “No le importaba como era la gente, solo quería pensar en sí mismo. ‘Soy así, me respetas y haces lo que quiero’. Así habla él. Los jugadores se cansan de esto. No es necesario que hable todo el tiempo”.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO