El debut de Gonzalo Higuaín en el fútbol de Estados Unidos fue pasado por agua. Literal. Se puso por primera vez la camiseta de Inter Miami, fue titular ante Philadelphia Union y no le salió una: en un partido que se jugó bajo una intensa lluvia, se quedó con las ganas de festejar un golazo de chilena, mandó un penal a las nubes, se peleó con los rivales y su equipo perdió 3-0.

Relacionado:  Día de Reyes: Van Nistelrooy se disfrazó de Baltasar por una noble causa