La situación mundial del coronavirus cambió el escenario en las competiciones futbolistas, que semana a semana tienen bajas de jugadores contagiados, que se quedan fuera de los partidos. Viene pasando en la Libertadores, donde por ejemplo River no pudo tener a Milton Casco y Boca a Lisandro López, o con Flamengo, que tuvo un brote de contagios y así y todo, con las ausencias le ganó ayer a Barcelona de Guayaquil.

Pero en Asia pasó hoy algo que hasta ahora no se había visto. Al Hilal, de Arabia Saudita, tenía que medirse con el Shabab Al Ahli, de Emiratos, en el último partido de la fase de grupos de la Champions, donde el Al Hilal ya tenía garantizado su lugar en octavos de final. Por una serie de contagios, el equipo que hace no mucho fue dirigido por Ramón Díaz, quedó completamente diezmado, pero pese a pedir una postergación del partido, la Confederación Asiática lo obligó a presentarse: caso contrario, quedaría eliminado.

Relacionado:  (VIDEO) NUNCA VISTO: Falló un penal decisivo y se fue del campo de juego

De esta manera, el entrenador rumano Lucescu no tuvo otra opción que poner a los dos arqueros suplentes en el once titular, que deberá aguantar los 90 minutos porque no tendrán ningún suplente como alternativa en el banco, y así lo publicó en sus redes sociales. Sin embargo, cuando se acercó la hora del partido, el club informó que formaría con nueve jugadores y los dos arqueros estarían en el banco de suplentes.

Pero la historia no terminó allí. Cuando los equipos estaban listos para salir al campo de juego, ya pasada la hora de inicio del partido, el comisionado del partido -algo así como un encargado de la Federación asiática- dio por cancelado el juego, y se especulaba con que los de Emiratos iban a tener el partido por ganado, lo que los clasificaba junto al Al Hilal a octavos de final, pero un comunicado de la Confederación cambió todo.

Relacionado:  COVID-19: Durísimo informe recalca que China ocultó pruebas y silenció a médicos

Ajustándose al reglamento, la Confederación explicó que no solo le darían por perdido el encuentro que tenía que jugar ante el Shabab Al Ahli esta tarde, sino también el disputado el último domingo ante el Shahr Khodro, de Irán, donde empató 0-0 y también presentó un equipo que tenía solo once jugadores y ningún suplente. La explicación es que la organización permitía viajar a la burbuja de Qatar con 35 futbolistas, y el Al Hilal registró solo 30 y viajó con 27.

Pese al pedido de postergación, la AFC decidió no complicarse con lo ajustado del calendario, por lo que le negó la chance de esperar la recuperación de los contagiados, y terminó dejando al último campeón afuera de los octavos de final de la Champions asiática.