Tottenham volvió a sonreír en la Premier League. No solo por la vuelta de un viejo conocido como lo es Gareth Bale, quien regresó al club luego siete temporadas de altibajos en Real Madrid, sino porque este domingo dejó atrás la dura caída ante Everton de la primera fecha y aplastó 5-2 como visitante a Southampton. Además, los de José Mourinho disfrutaron las prolíficas actuaciones de Heung-Min Son, quien marcó un póker de goles, y de Harry Kane, quien brindó cuatro asistencias y anotó el último del partido.

Relacionado:  (VIDEO) EL PRIMER REFUERZO del Manchester United para la nueva temporada

La historia parecía ser adversa desde un principio para los Spurs tras la conquista de los Saints a través de Danny Ings, a los 32 minutos de la etapa inicial. Sin embargo, luego de la habilitación del N°9, el extremo surcoreano logró nivelar la historia antes el cierre y dejó abierto el partido.

Relacionado:  (VIDEO) Hat-Trick 'perfecto' de Kane y goleada del Tottenham en Champions

Esa combinación se repitió durante todo el complemento: pase de Kane y gol de Son, quien estuvo imparable para la defensa rival y festejó en tres ocasiones más. A poco del final, el propio goleador inglés bordó el 5 -1 y, minutos más tarde, Ings sentenció el 5-2.