El brasileño, que tiene contrato hasta 2022, dejó claro que su prioridad es levantar la orejona.

Neymar estuvo cerca de lograr el objetivo máximo para el que fue contratado hace algunas temporadas por PSG. El equipo francés, que por fin pudo llegar a una final de la Champions League, cayó con Bayern Múnich y alejó el sueño del brasileño y los franceses de ser el segundo club del país en quedarse con la orejona.

Relacionado:  “En Colombia no se está tomando en serio el COVID-19”

Después de esto, se especuló que Neymar buscaría nuevos rumbos para volver a ganar la Champions, sin embargo, fue el mismo jugador el que disipó todo con unas palabras. "Me quedo en PSG. No m voy a ir sin llegar a una final de la Champions League, sin ganarla", dijo en entrevista con la web del club.

El brasileño, que se convirtió en 2017 en el fichaje más caro de la historia del fútbol (222 millones de euros), tiene contrato con el PSG hasta 2022 y el director deportivo del club, Leonardo, quiere renovarle en los próximos meses antes correr el riesgo de que se convierta en agente libre.

Relacionado:  Neymar: "No soy un criminal, algunas personas buscan controversia"

El llanto de Neymar, ese día en la final, no es más que la muestra del compromiso por PSG y las ganas de ganar algo importante antes de irse.

Fuente: Directv Sports