Luis Suárez ya sabe que no será tenido en cuenta de cara a la reestructuración de Ronald Koeman en Barcelona y es por eso que varios clubes de Europa, en especial PSG, pusieron los ojos en el delantero uruguayo. Y claro, el conjunto parisino se quedó con la espina clavada por la final perdida de la Champions League ante Bayern Múnich y tirará toda la carne al asador la próxima temporada, según constata el medio Sport.

Relacionado:  (VIDEO) CONTUNDENTE: PSG se quedó con la Supercopa de Francia

Si bien tiene a Mauro Icardi como 9, dejando de lado que no salió del banco de suplentes en Lisboa, Portugal, con el marcador abajo, el PSG ya había sondeado a Suárez hace dos temporadas por pedido expreso de Neymar, quien en 2017 arribó a la institución a cambio de 222 millones de euros y sigue sosteniendo que el Pistolero es uno de sus socios ideales, tal como lo demostraron en el conjunto catalán.

Relacionado:  POR UN CABEZAZO: Futbolista falleció al no ser atendido a tiempo

Lo cierto es que hasta el momento no hubo ningún ofrecimiento formal por el surgido en Nacional y tampoco se habló de números, ya que los franceses esperan que primero el jugador firme su desvinculación con el conjunto catalán, donde tiene contrato hasta el 2021, con otro opcional, y donde hay una "guerra" con los apellidos más importantes, para no infringir el Fair Play financiero.