Esta tarde, el Deportivo Cuenca dio a conocer que tras darse los exámenes respectivos con respecto al COVID-19 a toda la delegación resultó que existió un caso sospechoso.

Según informan en un comunicado, el resultado de la prueba fue indeterminado por lo que han procedido a realizar un cerco epidemiológico de dicha persona.

Relacionado:  Para Rivarola los errores pasaron factura

El resto del plantel seguirá con los trabajos normales previo al reinicio de la Liga Pro.