En una carta enviada a la UEFA firmada de puño y letra por Josep Maria Argimon, secretario de Salud Pública, la Generalitat deja bien claro que el Barcelona-Nápoles "puede ser jugado" y que "no hay preocupaciones relacionadas con la salud pública" que pongan en riesgo jugar a puerta cerrada.

Ya en el principio de la misiva, a la que ha tenido acceso As, se deja claro que Barcelona es un destino "seguro y responsable". La Secretaría de Salud Pública admite que, "como en otras partes de Europa", se han sufrido brotes, pero que gracias a un exhaustivo sistema de tests, se han controlado.

Relacionado:  CON TODO EN CONTRA: Van por el milagro en Champions

La Generalitat deja claro que ha implementado todas las medidas para contener la expansión del coronavirus y asegurar la seguridad de aquellos que viven en Barcelona o viajan a la Ciudad Condal. Es por eso que la Generalitat confirma que el partido puede ser jugado y que pueden ser cumplidas todas las medidas exigidas en el protocolo de la UEFA, también las que tienen que ver con la seguridad de las 350 personas que permite el órgano europeo que estén en el estadio el día del partido.

Relacionado:  ¿EL REFUERZO QUE NECESITAN? Vuelven a ofrecer a Draxler al Barça

La Generalitat se pone a disposición de la UEFA por si fuese requerida para cualquier otra conculta y finaliza diciendo que el Departamento de la Salud Pública está absolutamete "comprometido" con la salud pública y la seguridad en Barcelona.

TOMADO DE DIARIO AS