En el partido entre el Sevilla y el Athletic de Vilbao, a Banega le pusieron un hombre extra en la barrera (acostado), pero él decidió disparar por arriba y ¡qué golazo!

Relacionado:  Sevilla trabaja más allá de lo futbolístico