Las cámaras de Movistar Partidazo recogieron las imágenes de lo que aconteció el sábado durante la segunda pausa de hidratación del Celta-Barça en Balaídos entre Leo Messi y Eder Sarabia. El segundo entrenador azulgrana intentó por dos veces decirle alguna cosa al delantero argentino sin que éste le diera opción, mientras caminaba y bebía para reponer el agua perdida por el esfuerzo.

El delantero uruguayo Luis Suárez intentó reclamar la atención de Messi ante la llamada de Sarabia, pero el internacional argentino siguió andando en dirección contraria al ayudante de Quique Setién, quien observó a corta distancia la escena con gesto pensativo.

Relacionado:  BAJA CULÉ: Iniesta se pierde el inicio de la temporada por lesión

Messi parecía estar caliente y sin ganas de que le dijeran nada antes de reanudar el partido, que acabó en empate a dos, insuficiente para los intereses del Barça en su lucha por el título de Liga.

Rakitic, tampoco
En otras imágenes de la misma pausa de hidratación también se pudo ver cómo el centrocampista croata Ivan Rakitic no recibía de muy buen grado las indicaciones de otro ayudante de Setién. También en unas imágenes de Gol se aprecia que Arthur sonríe cuando le pide Setién que entre al campo, el mismo día que ya tenía planificado su viaje a Turín para, al día siguiente, pasar revision médica con la Juventus y firmar con el club italiano.

Relacionado:  “No vamos a pedir perdón por tener a Messi”

Fuente: Mundo Deportivo