Mirko Antonucci es un italiano de 21 que estaba a préstamo en el Vitória de Setúbal, pero el club portugués informó este lunes que le rescindían su contrato y sería devuelto a la Roma por sus actitudes fuera de las canchas, sobre todo en las redes sociales.

El club no detalló los motivos concretos de esta decisión, pero uno de los detonantes habría sido el video que el jugador subió a su cuenta de Tik Tok tras la derrota ante el Boavista. "El jugador tiene que ser jugador del Vitória de Setúbal 24 horas al día, por respeto al club, a los aficionados y a lo que representa", afirmó el DT del club cuando comunicó la medida.

"Mirko Antonucci ya no es un jugador en Vitória. Se le comunicó a su club local, Roma, que el préstamo termina ahora y que ya no contamos con el jugador, sobre todo por respeto a los fanáticos y la historia del club y para todos quienes trabajan día a día para representar a este equipo con la mayor responsabilidad y dignidad ", dijo Julio Velázquez, entrenador del equipo, en una conferencia de prensa.

Relacionado:  El once ideal de cracks que pueden quedar libres en junio

Igualmente cabe destacar que el joven italiano se disculpó en su cuenta de Intagram por sus errores, en el pasado ya había recibido llamados de atención por parte del club por este tipo de actitudes. "Este mensaje es para decir que soy plenamente consciente de los errores que cometí. Me gustaría disculparme con todos los que se sintieron ofendidos: fanáticos, club, entrenador, compañeros de equipo. Dejaré las redes sociales y de ahora en adelante solo me verán sudar la camisa de Vitória de Setúbal hasta la última gota", había escrito antes de conocer que sería desvinculado de la institución portuguesa.