La Fiscalía de Seguridad Vial ha instado al Juzgado de Instrucción número dos de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) a que proceda al archivo de la causa abierta por el accidente de tráfico que tuvo lugar en la autovía A-376 entre Sevilla y Utrera, en el que fallecieron el ex futbolista español José Antonio Reyes y Jonathan Reyes, primo del canterano del Sevilla FC,esultando gravemente herida una tercera persona que viajaba en el vehículo, Juan Manuel Calderón González

El archivo del siniestro se solicita ante la imposibilidad de continuar con el ejercicio de la acción penal al haber fallecido el responsable penal, tal y como indica el comunicado de la Fiscalía Superior de Andalucía publicado este mismo viernes.

Relacionado:  (VIDEO) 10 AÑOS DESPUÉS: Iniesta salió ovacionado del Bernabéu

El vehículo circulaba 67 km/h por encima del límite permitido
Las conclusiones del informe técnico del siniestro, elaborado por la Guardia Civil, y del pericial, a cargo del Departamento de Investigación y Reconstrucción de Accidentes de Tráfico de la la Escuela de Tráfico de la Guardia Civil, han revelado que el accidente se debió a dos causas: “El reventón del neumático trasero, que provocó que el conductor perdiera el control del turismo y la excesiva velocidad de circulación del vehículo superior a los 187 kilómetros, al menos 67 por encima del límite permitido”, reza el informe al que ha tenido acceso ‘LaSexta’.

Relacionado:  El excéntrico look de Dani Alves

La velocidad de circulación del vehículo era superior a los 187 km/h
Según consta en dichos informes, el coche que conducía José Antonio Reyes (un Mercedes Benz modelo S 550) había sido reparado con anterioridad de la fisura de una llanta, circunstancia que habría provocado la pérdida de presión en el neumático reventado.

La Fiscalía aprecia así indicios de un delito de homicidio con imprudencia grave y un delito de lesiones por imprudencia grave.

Fuente: Mundo Deportivo