Hace pocos meses, la CONMEBOL y el TAS decidieron que River tenía que disputar tres partidos sin público durante toda la fase de grupos de la Copa Libertadores 2020. La sanción salió luego de dos episodios en distintos partidos contra Boca: los piedrazos al micro en la edición 2018 y la pirotecnia en la semifinal de la edición 2019.

Relacionado:  Zidane, va por el récord de Guardiola

Ante esta situación, la dirigencia de River decidió presentar una apelación para tratar de que le bajen la sanción. Y finalmente, según lo que contó Nicolás Distasio, el reclamo tuvo buenos resultados.

La CONMEBOL aceptó la apelación de la dirigencia de River y, aunque todavía no fue anunciado de manera oficial, el estadio Monumental podría recibir público en el último partido de la fase de grupos de la Libertadores 2020 ante Liga de Quito.

Relacionado:  La presencia de un terrorista cerca del estadio motivó a suspender el Bélgica-España

Esto quiere decir que, en caso de que vuelva a disputarse la Copa Libertadores durante este año, River no tendrá hinchas en el próximo partido ante Sao Paulo, pero sí podrá contar con público en el último partido del Grupo D ante los ecuatorianos.