El fichaje de Bruno Fernandes (25) por el Manchester United fue todo un acierto atendiendo al rendimiento del centrocampista portugués desde que llegó a Old Trafford, pero ahora se vuelve a hablar de él por una razón muy diferente. De hecho, por una ajena al propio conjunto inglés, al tratar la controversia de una queja formulada por la Sampdoria en cuanto al reclamo de un 10% del importe que el Manchester United pagó al Sporting de Portugal.

Relacionado:  Antonio Valencia: "Siempre fue mi sueño quedarme aquí muchos años"

El cuadro italiano ha presentado esta queja a la FIFA y el organismo que rige el fútbol mundial se ha puesto manos a la obra para investigar el asunto antes de tomar una decisión al respecto.

La Sampdoria, que traspasó a Bruno Fernandes al Sporting de Portugal en 2017, reclama en torno a 5’5 millones de euros en función de ser el 10% de los aproximadamente 55 que pagó el Manchester United por el centrocampista de 25 años el pasado invierno.

Relacionado:  Lingard: "Estaba perdido como futbolista y como persona"

El cuadro genovés defiende que, al traspasar a Bruno Fernandes al Sporting de Portugal se guardó el 10% de una futura venta, y atendiendo a la queja formulada a la FIFA, el cuadro luso habría hecho caso omiso de la misma.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO