Fabio Capello ha concedido una entrevista en La Gazzetta dello Sport en la que se refiere, entre otros temas, al posible fichaje de Lautaro Martínez por el FC Barcelona desaconsejando al delantero argentino del Inter de Milán que se enrole en las filas del club azulgrana. “Si yo fuera él, me quedaría en el Inter. En el Barcelona sería suplente”, argumentó el técnico que ganó dos Ligas con el Real Madrid en dos épocas distintas (1996-97 y 2006-07).

Por otra parte, Capello, de 74 años y campeón de Europa al frente del Milan en 1994 ante el Barça con aquel 4-0 en la final de Atenas, habló de la crisis económica derivada del coronavirus asegurando que el Real Madrid será el que menos dañado quedará en la misma respuesta sobre Lautaro Martínez sin que le pregunten expresamente por los efectos del Covid-19 en el fútbol español. “Me parece que en España el único equipo que no saldrá destrozado de esta pandemia es el Real Madrid. El Barcelona y el Atlético van a sufrir mucho”.

Relacionado:  Wenger no le cierra la puerta a la llegada del Barça a la Premier

En este sentido, considera que bajarán las cifras de los traspasos: ”El mercado será revolucionado. Se habían alcanzado cantidades absurdas para los fichajes. Regresaremos a un nivel más razonable. Serán necesarios directivos inteligentes para arreglar el sistema. El egoísmo puede ser fatal”

Puesto a elegir un delantero a fichar por el que mereciera hacer una locura, Capello se decanta por Harry Kane, crack del Tottenham: “Es una locura más factible respecto a Mbappé, la locura de las locuras”.

Por último, el mítico entrenador expresa su punto de vista favorable al regreso a los terrenos de juego. “Al principio me sentí viejo. Todo esto, para un hombre de 74 años como yo, es como el sonido de la campana en su último giro. Te encierras en casa, lees, miras la televisión y piensas que la vida no será más la misma”, asegura Capello, hoy analista de Sky y partidario de la reanudación de la Serie A: “Volver a jugar sería muy bello. Hace algunas semanas rechazaba hablar de fútbol. Habría sido ofensivo viendo camiones transportando féretros en las calles de Bérgamo. Ahora me siento con ánimos de afirmar que el deporte nos falta a todos y activarlo de nuevo puede ayudar al país también en el plano psicológico. Creo que los conciertos, el cine y el teatro estarán prohibidos por mucho tiempo. Los partidos, obviamente a puerta cerrada ofrecerán la mejor manera de diversión”.

Relacionado:  (VIDEO) FC Barcelona remonta ante el Rayo y mantiene el paso triunfal

Y añade: “Después está el discurso económico. El fútbol es una industria importante. No solo hay entrenadores y jugadores. Hay miles de trabajadores implicados, con la actividad suspendida, está en dificultades económicas. Hay que respetar los protocolos sanitarios y después soy partidario de hacer cuatro o cinco sustituciones en un partido porque jugar un partido cada tres días después de un largo parón puede ser muy peligroso”.

TOMADO DE Mundo Deportivo