La Bundesliga tiene todo listo para regresar a la actividad el 9 de mayo pero, aunque si bien falta la confirmación oficial por parte del gobierno, lo cierto es que una nueva amenaza aparece en el horizonte: los barras, que se mostraron en contra de los partidos a puertas cerradas.

"Sería una burla para la comunidad volver a jugar. El fútbol profesional ha estado enfermo durante mucho tiempo y debería permanecer en cuarentena. Se ha hablado durante algún tiempo sobre las dificultades de llevar a cabo pruebas adecuadas de Covid-19 para la comunidad, sería absurdo pensar que estarían llevando a cabo miles para los jugadores", comenzaron diciendo en un comunicado oficial los líderes de los grupos más fervientes de hinchas de clubes alemanes.

Relacionado:  Debutó la primera árbitra en la historia de la Bundesliga

En cuanto a la posibilidad de jugar sin la presencia de público, aquí es donde se pusieron más firmes: "Criticamos la solución actual de jugar a puertas cerradas y pedimos a las ligas que no salgan al campo", sostuvieron los fanáticos del Bayern Münich, cuyo estadio se vio repleto de banderas con mensajes alegóricos a esta postura: "Su codicia no se detiene incluso ante una pandemia. No a puertas cerradas. Las pruebas son para grupos en riesgo y no para millonarios. Basta de la dictadura del dinero".

Relacionado:  Dortmund empató en su visita al Hoffenheim

De seguir en pie el retorno de la Bundesliga, los hinchas aseguraron que se harán presentes en las inmediaciones de los estadios cuando se jueguen los partidos, algo que implicaría violar la cuarentena. Ante esto, desde la liga avisaron: si pasa, se sancionará a los clubes con la pérdida del partido y la quita de puntos.

"Sé que varios grupos se han expresado, pero si no se aceptan los partidos a puertas cerradas, la Bundesliga dejará de existir", explicó Christian Seifert, el CEO de la competición. ¿Le harán caso?