El Comité Ejecutivo de la UEFA, reunido este jueves en sesión telemático, ha instado a sus Federaciones miembro a concluir sus competiciones ligueras a fin de poder decidir qué equipos participan en los torneos continentales la próxima temporada en base a méritos estrictamente deportivos.

Sin embargo, el máximo organismo del fútbol europeo contempla por primera vez, al menos de puertas afuera, la posibilidad de que las competiciones domésticas puedan no concluir con normalidad.

Criterios ‘objetivos y transparentes’

Llegados a este caso, la UEFA deja en manos de las respectivas Federaciones la designación de sus representantes en las próximas Champions y Europa League, siempre bajo unos principios “objetivos y transparentes” y en función de los méritos contraídos a lo largo del presente curso 2019-20.

La apuesta de la UEFA, sin embargo, sigue siendo la de concluir las Ligas en su formato habitual. De ser imposible por el motivo que fuera, el organismo apunta a acabar los torneos con formatos reformados, que bien podría ser un sistema de play-off semejante al ideado por la Liga Endesa de baloncesto en nuestro país.

Relacionado:  VA CON TODO: Chilavert lo demanda por llamarlo 'gordo sinvergüenza'

El caso extremo que supondría la suspensión y no finalización de las Ligas sólo se daría si las autoridades gubernamentales y sanitarias de un país prohibieran la reanudación de la competición o que esta fuera inviable por razones de índole económica o financiera.

Si la no conclusión de las Ligas no se diera por estos motivos o la elección de las Federaciones de sus equipos ‘europeos’ no respondieran a los motivos apuntados por la UEFA, ésta se reserva el derecho a vetar la presencia de los equipos elegidos desde los despachos, al considerar que la elección no se ajustaría a los criterios marcados en la reunión de este jueves.

El Comité Ejecutivo ha trabajado con la hipótesis de que las Ligas se reanudarán y en este sentido lo ha hecho con dos escenarios posibles. El primero pasa por finalizar primero los campeonatos domésticos y dejar para después la finalización de la Champions y la Europa League, que se jugarían en el mes de agosto. El segundo escenario contempla la compaginación de competiciones nacionales y europeas.

Relacionado:  FIFA Gate: El hijo de Chiriboga reveló cómo lavaba dinero para su padre

La salud, por encima de todo

En cualquier caos, desde la UEFA se ha transmitido la importancia de asegurar, como prioridad absoluta, la salud y la seguridad de jugadores, técnicos, aficionados y cuanto esté en contacto con el desarrollo de las competiciones. En este sentido, el organismo ha anunciado que el reputado especialista Tim Meyer intentará coordinar los distintos protocolos médicos elaborados por las distintas Ligas y Federaciones a fin de marcar una pauta general para todo el fútbol europeo.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO