Guillermo Almada, ex entrenador del Barcelona SC que ahora dirige al Santos Laguna de México, habló de distintos temas de su paso por el club amarillo donde llegó a ser campeón en el 2016 y fue semifinalista de la Copa Libertadores en el 2017.

Acerca de su salida del equipo en el 2019 tras un ciclo con grandes resultados desde el 2015: "La despedida que me dio la hinchada la voy a recordar siempre. A mí lo que me cansó fue lidiar con la problemática del club día a día, no fue por dirigir a BSC. Yo veía todo el esfuerzo que hacía la dirigencia, pero lamentablemente por las limitaciones económicas, la institución no se pudo fortalecer más" indicó el entrenador uruguayo en una entrevista con RADIO PLAY FM.

Relacionado:  DESCARTEN A ALGUNOS: LDU busca arquero de trayectoria

Una espina que todavía no puede olvidar fue aquel partido de ida de las semifinales de Libertadores ante el Gremio: "Seguramente si entraba la de Nahuelpán, la historia ante Gremio era otra".

Resaltó el recuerdo que tienen en México por Cristian Benítez: "Chucho tiene una estatua en la entrada del estadio, hay imágenes de él en todos lados. Es muy querido acá, provocó que se abran muchas puertas para los ecuatorianos en el fútbol de México".

Mucho se habló de una deuda por parte de BSC hacia él y su cuerpo técnico pero ahora parece que todo va por buen camino: "La dirigencia de BSC nos ha cumplido, hay una gran relación con Aquiles y Alfaro. Si queda un porcentaje de la deuda, pero al momento nos han cumplido con lo pactado".

Relacionado:  Estrada: "Creo que ciclo de Chiriboga ha concluido y se necesita un recambio"

Su conversación con Jordi Cruyff: "Hablé con el cuerpo técnico de Cruyff por más de tres horas. Le transmitimos lo que pensábamos del futbolista ecuatoriano".

Confesó que en algún momento se le acercaron con la posibilidad de dirigir a la Tri: "Si hubo conversaciones para dirigir a la selección, pero informales. Nunca existió algo formal, no se concretó nada por lo que yo estaba bien en Barcelona".