El alemán Andreas Brehme sacó a subasta la pelota con la que se jugó la gran final del Mundial de Italia 90 entre Alemania y Argentina. El balón está firmado por todos los integrantes de la selección campeona del mundo.

Con el dinero que reciba con la subasta, Brehme ayudará especialmente a las víctimas del coronavirus de Italia, donde jugó entre 1988 y 1992. Por ahora, la cifra que ha alcanzado esta pelota es de 3.150 euros. Se espera que la cantidad suba antes del fin de la subasta, programada para el 6 de mayo.

Relacionado:  ¡Twitter de la FEF fue hackeado!

Andreas Brehme también ha sacado a subasta una pelota de entrenamiento también firmado por todos los integrantes de la selección alemana que salió campeona en el Mundial de Italia 90 tras ganarle 1-0 a Argentina en la final.